Salud

QUÉ ES EL COACHING NUTRICIONAL Y CÓMO PUEDE AYUDARTE

El COACHING NUTRICIONAL es una disciplina que integra Nutrición y Coaching Ontológico para acompañar de manera eficaz a personas que desean hacer procesos de cambio de hábitos. Estos procesos de cambio en la alimentación implican más que un cambio en la dieta.

En el COACHING NUTRICIONAL nos involucramos con el paciente desde sus pensamientos, emociones, creencias para que pueda cuestionarse sus hábitos y su relación con la comida y le encuentre un sentido a esta transformación.

 

¿CÓMO PUEDE AYUDARTE?

Te aporta una mirada nueva para que encuentre nuevas respuestas a viejos problemas.

El COACHING NUTRICIONAL te ayuda a distinguir barreras, limitaciones y que reconozcas también tus fortalezas. Te brinda un espacio de escucha y a través de preguntas poderosas puedes explorar nuevas formas de hacer lo que hasta ahora no has podido concretar.

Te invita a entrenarte en el diseño, evaluación y seguimiento de tus objetivos e ir construyendo esa transformación.

 

MI ENCUENTRO CON EL COACHING 

Cuando inicié mi carrera como nutricionista, hace 20 años, me formé para prescribir dietas, creyendo que esa era la solución. Indicaba dosis de dietas y determinados antibióticos que no sólo no daban resultados, sino que generaban otros síndromes. Esto trajo como consecuencia frustración y entonces empecé a investigar.

Entendí que con las dietas vamos empeorando: menos salud física y emocional, pésimo vínculo con la comida, el cuerpo y mucha impotencia. ¿O no?

 

CAMBIO DE PARADIGMA 

Cuando me encontré, entre muchas otras disciplinas poderosas, con el Coaching Ontológico, cambié el paradigma y se me abrió un mundo. Me di cuenta de que:

  • Hasta que no dejaba de enfocarme en la dieta y conectaba con la persona, nada cambiaba.
  • Podía cambiar mil veces la dieta a un paciente, pero hasta que él o ella no cambiaban el modo de hacerla, los resultados eran los mismos de siempre.

Entonces, sí, también comprendí el contexto:

Aquí modifiqué el estilo:

  •  Una sociedad que, desde que eres bebé, te persuade -a través del supermercado, las redes, la televisión- a consumir grasa, azúcar, sal, alcohol, que no cultiva el movimiento físico, y luego te culpa porque estás gordo, no es más que una sociedad que responde a un círculo perverso.
  •  El culto a la delgadez y un modelo único de cuerpo no contribuyen y responden a un negocio más. La felicidad ligada al peso es marketing. La autoestima ligada al peso es publicidad. Una vez que estás o te sentís a gusto con vos, te tratas bien. No es sacrificio. Es un placer.

5 IDEAS QUE MEJORARÁN TU RELACIÓN CON TU PESO

  1. Poner el foco en cambiar tú y no en cambiar la dieta: ¿Qué es lo que recurrentemente me impide avanzar cada vez que quiero producir un cambio?
  2. Proponer un pequeño objetivo diario para trabajarlo: por ejemplo, hacer un registro anticipado de comidas para organizar 1 día a la vez.
  3. Incorporar alguna actividad física que disfrutes. No tiene que ser mucho tiempo; 20 minutos, 3 veces por semana para empezar es más que suficiente
  4. Dedicar unos minutos al día a meditar o conectar con vos a través de la respiración o con la práctica de mindfulness
  5. No pesarte frecuentemente

Bajar de peso es la consecuencia de cuidarte porque te valoras. No al revés.

El Coaching Nutricional te Propone Disfrutar de un Proceso, no solo alcanzar un resultado.

 

 

Lic. María Isabel Montegna

Nutricionista con Formación en Terapia Cognitiva Conductual

Docente del Centro IPPC Argentina Iberoamérica

www.centroippc.org

 

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *