CHRISTIAN DIOR: UNA ÉPOCA LUMINOSA

CHRISTIAN DIOR: UNA ÉPOCA LUMINOSA

Era 1947 y el mundo intentaba recuperarse de una guerra sombría y violenta. Después de un tiempo gris resulta vital recurrir a la belleza, encontrar regocijo y cadencia en su universo armónico. La moda es capaz de materializar aquella fantasía a través de su apariencia ensoñadora y fue justamente el modisto Christian Dior quien se encargó de modelar el espíritu de lo bello en la indumentaria femenina de aquella época.

Así, inspirado en sus amadas flores de su jardín en la comuna francesa de Granville, vislumbró el vestir de las mujeres de su época, a quienes las imaginaba ataviadas con ensambles a manera de flor. De esta manera ideó la silueta corola compuesta por una falda voluminosa y la icónica chaqueta Bar ataviada con una pieza en forma de peplo que parte desde la cintura hacia el inicio de la cadera.

Todo este estilismo era una declaración del regreso de la sofisticación y el glamour al vestir femenino. En la presentación de aquella colección, Carmel Snow, periodista de Harper’s Bazaar, sintetizó oportunamente el espíritu exquisito de aquellos ensambles en dos palabras: New Look, dando lugar al nacimiento de uno de los hitos más relevantes dentro de la historia de la moda.

Sasha Santamaría

Diseñadora y Escritora de Moda/ Asesora de Imagen

Instagram: @manuela.santamar

Facebook: El Álbum de Manuela

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *